Fue presentado el primer generador eólico aéreo

generador eolico aereo

La empresa Altareos Energies que, dicho sea de paso, recién fue fundada en 2010 en el MIT de Estados Unidos, llevó a cabo este espectacular trabajo, al que se le conoce como “BAT” o “Bouyant Airbone Turbine”.

El generador eólico aéreo tiene la finalidad de generar (la misma palabra lo dice) y transmitir energía limpia, en lugares en los que es bastante complejo llevar instalaciones generadoras. Todo ello, a un coste bastante reducido.

En qué consiste, realmente, este generador eólico

generador eolico batEl llamado “BAT” es un generador eólico flotante, esto es, aéreo, que dispone de una turbina de tres aspas que se encuentra contendida dentro de una especie de tubo flotante de helio.

Este gas eleva  el generador eólico aéreo  a altitudes semejantes a las de las turbinas eólicas convencionales (las normales, por decirlo de alguna manera).

Sin embargo, el engranaje se mantiene conectado a tierra, mediante un sistema de cables que reciben la energía que ha sido generada por la turbina, al tiempo que es un sistema (de cables, reiteramos) que sirve como punto de control de esta turbina de aire.

Según lo que han manifestado algunos funcionarios de la fábrica que ha presentado el singular, pero ejecutable, proyecto, cuando ya se encuentre terminado y disponible, será una solución rápida, dado que el sistema (completo) puede ser montado en menos de 24 horas.

Además, será la primera turbina comercial de gran altitud, al tiempo que será más eficiente que los generadores terrestres convencionales, que se apiñan en las llamadas “granjas eólicas”.

Este generador eólico aéreo aprovecha las corrientes de aire más elevadas

generador eólicoLas corrientes de aire e, incluso, los vientos fuertes, son más intensos en las áreas más elevadas, respecto del suelo, tal y como se aprecia durante la construcción de los rascacielos más modernos, cuyos ingenieros deben lidiar con este problema.

En dichas áreas elevadas, se concentran corrientes y/o vientos que se desplazan al doble e, incluso, al triple de la velocidad de los vientos que se generan “en tierra” (por decirlo de alguna manera).

Entre los muchos beneficios que ofrecerán estas peculiares turbinas, tenemos que entregarán energía a bajo coste, son absolutamente limpias (dado que no producen emisiones contaminantes) y, además, otorgan la posibilidad de instalar equipos científicos, cámaras y/o antenas de comunicación.

Además de los beneficios aludidos, estas turbinas podrán llevar energía a lugares de difícil acceso o a víctimas de catástrofes, como terremotos, grandes deslizamientos de tierra, inundaciones y demás.

Será una nueva e innovadora forma de ofrecer el poder eólico a millones de clientes alrededor del mundo. Clientes estos, que no se harán esperar, por varios motivos, entre ellos, la economía que se reflejará en el ahorro de energía eléctrica.

Ahora, si lo miramos desde otro punto de vista, como lo es el medioambiental, este maravilloso artefacto aéreo servirá, enormemente, para disminuir las emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera, los cuales provienen, en gran medida, de la combustión de carbón para producir, precisamente, energía eléctrica.

Muchos creen que la energía eléctrica de la que hoy disponemos, proviene solamente, de las centrales eléctricas, atómicas o, bien, de la energía recabada de las enormes caídas de agua, donde se instalan turbinas que generan  electricidad.

Sin embargo, la masiva combustión de carbón, es una de las fuentes más importantes (y nocivas para el medioambiente) de producción de electricidad. Pero, el generador eólico aéreo será una ayuda más, para transformar tal estado de cosas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *