Usa fundas nórdicas con la llegada del invierno

decorar-dormitorio-funda-nordica

Ya no se trata de usar solamente sábanas, mantas y colchas, ya que ahora es posible tener alternativas modernas y útiles, otras opciones que te dan mayores oportunidades de ajustar la ropa de cama a tus necesidades y es que muchas personas están cambiando sus opciones de cama por una funda nórdica a medida que llega el invierno, siendo muchas las razones para hacer este cambio.

A continuación, te explicamos por qué usarlas

Los niños adoran las fundas nórdicas

Siempre habrá un niño en el mundo que odie la tarea de hacer la cama en la mañana y es por eso que muchos aman los nórdicos.

Al utilizarlas como edredón, el proceso de cambio y limpieza de la cama es mucho más fácil que si tuviésemos un edredón, incluso estas fundas vienen en una amplia gama de patrones, colores y estilos que se pueden adaptar a cualquier decoración de dormitorio infantil.

Esto también significa que con sólo comprar dos o tres fundas nórdicas, puedes rotarlas de acuerdo a la decoración del momento o la necesidad. También debemos añadir el hecho de que la vida útil de la funda nórdica permite que puedas comprar algo que durará muchos años y que a la vez mejora la apariencia de cualquier habitación.

La funda nórdica dura toda la vida

La funda nórdica tiene un mínimo de desgaste y la misma se rellena con plumas o plumas sintéticas que a menudo te dan más calor durante las noches. Su cubierta atrapa el calor del cuerpo de la persona, usando para esto materiales de calidad, pero ligeros y cosidos entre las dos capas de tela.

El hecho de mantener a una persona caliente durante la noche, pero sin un peso innecesario en el cuerpo, es uno de los grandes beneficios de la funda nórdica, muy particularmente para las personas mayores.

Las sábanas y mantas tradicionales causan mucho trabajo, sobre todo al momento de organizarlas después de dormir y esto es algo que los niños odian, así que si eres una persona ocupada, has comprobado que este proceso quita mucho tiempo.

Para preparar una cama tradicional se requieren al menos cuatro artículos para cama:

  • Un cubrecama que cubre el colchón
  • Una sábana precisamente encima del cubrecama
  • Una manta sobre la sabana superior para calentar y
  • Una colcha para la decoración y el calor añadido.

La única ventaja de esta cama tradicional es que puedes sumar o restar mantas de acuerdo a las temperaturas de la estación en la que estés, así que si te gusta cambiar el aspecto de tu dormitorio, sencillamente tienes que cambiar la colcha para actualizar su decoración, pero este es un proceso engorroso, toma mucho tiempo en las mañanas, especialmente si estás retrasado para llegar a tu trabajo.

Otra desventaja de la cama tradicional es cuando tienes que lavar toda la ropa de cama porque hacerlo consume también mucho tiempo, tienes que quitar la colcha y mantas, incluso las sábanas con el fin de lavarlo todo.

Es por eso que la funda nórdica es la opción más conveniente, de hecho estas fundas son altamente decorativas, modernas y pueden cambiar el look de tu dormitorio fácilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *